Las remesas en tiempos de Covid-19

Updated: Nov 16

- caso ECUADOR -



By Maria Gabriela Valverde Farfán


Hasta mediados de febrero de 2020 el mundo tal como era, cambió. Las necesidades de los migrantes de poder enviar dinero a sus familias en su país de origen, manteniéndose dentro de casa, u otro lugar de confinamiento “lockdown” comenzó a incrementar, debido a que las medidas de bioseguridad se volvían más estrictas en cada ciudad y país. De igual manera, la necesidad del beneficiario, de tener acceso a ese dinero sin tener que salir de casa o sin tener que acercase a una agencia, comenzó a tener más fuerza.


En el caso de Ecuador, país donde las remesas familiares significan el tercer ingreso de divisas más importante en nuestra economía, hasta antes del COVID-19 la tendencia eran envíos de dinero presencial, muy especialmente desde países como Estados Unidos, España e Italia – casualmente 3 de los países más afectados en esta pandemia – a retiros por ventanilla (cash pick up) que significaban un 75 - 80% como canal de pago tradicional, siendo el abono a cuenta (bank deposit) un canal de menor demanda, que significaba el 20% o menos, de Bancarización de estas remesas.


Naturalmente esta tendencia cambio con la limitación de movilización. Lo que, para muchos era difícil, no tradicional o inseguro de hacer, como bajarse una app y confiar en un deposito sin ver el dinero físico, ahora se vio como una necesidad: usar medios digitales.


En el caso puntual de Ecuador, el COVID-19 tuvo un fuerte impacto, en un inicio en la Ciudad de Guayaquil y ciertas provincias de la Costa. Luego en la ciudad capital de Quito. En Ecuador el lockdown empezó el lunes 16 de marzo y duro casi 80 días. Luego de ese periodo de tiempo, por ciudad, hubo restricción parcial de movilización la cual recién desaparece gradualmente en septiembre. En todo este periodo la Banca ecuatoriana atendió a sus clientes, de la mejor manera posible, dentro de los horarios en que ellos podían movilizarse, considerando las restricciones que el Gobierno dispuso, por ciudad y por actividad.


En enero, Banco Bolivariano había lanzado al mercado su servicio de Onboarding digital – servicios online entre los cuales está la apertura de cuentas, el cual había despegado naturalmente en un mercado donde aún la tradición es lo presencial – más bien como una solución a nuevas generaciones que buscan más servicios digitales.


En febrero del 2020 Banco Bolivariano manejaba un nivel de bancarización de beneficiarios de remesas del 28%, un porcentaje superior a la media del país y de la región; en ese momento, en lo que a vinculación de clientes beneficiarios de remesas se refiere. Es decir que el mayor peso de nuestros pagos, se hacían por ventanilla (cash pick up), de manera presencial.


A mediados de la segunda quincena de febrero, con un euro de 1,11 empezamos a sentir un cambio atípico de la época, puntualmente de los giros provenientes de Europa. España e Italia son dos países muy relevantes en el volumen de remesas a Ecuador y casualmente los primeros en tomar medidas de confinamiento.


El decrecimiento fue importante en relación al mes anterior (enero 2020) y al mismo periodo en el año 2019. Desde Italia hubo una disminución inclusive superior. En marzo, en la primera quincena el descenso aumento notablemente debido a que se activó el lockdown por COVID-19 en algunas ciudades principales en los Estados Unidos, muy especialmente en New York ciudad desde donde se generan la mayor cantidad de remesas al Ecuador.


¿Qué factores afectaron más a los ecuatorianos y su estabilidad laboral, en los países de origen, además de no poder salir?


El confinamiento afectó directamente la industria de servicio y construcción, actividades que concentran gran parte de la fuerza laboral del migrante ecuatoriano. Por ello, el cierre total o parcial de dichas actividades junto a la paralización del turismo de temporada fueron los factores de mayor impacto.



¿Cómo nos recuperamos?


En mayo hubo un ligero cambio en la tendencia debido al crecimiento natural de este mes, por ser mes en que se celebra el día de la Madre y por el pago de pensiones escolares, a pesar de que la educación en las escuelas de Ecuador, no son actualmente presenciales.



Con un euro más fortalecido de 1.19 y hasta 1.20 en los meses de junio y julio la recuperación fue gradual, llegando a alcanzar el mismo número de giros que en el mismo periodo en el año 2019. Agosto y septiembre, con un euro que llego a estar en 1.21, seguimos un crecimiento estable, en relación a los mismos meses en el año 2019 y hasta el cierre de septiembre.


Además, nuestro nivel de bancarización, es decir, de remesas pagadas a cuentas en Banco Bolivariano, creció exponencialmente desde marzo hasta septiembre, llegando al 40%.


Si bien las estadísticas y proyecciones de los varios expertos nos decían que las remesas recibirían un impacto este año del -20% en el mundo y similar en Ecuador, la experiencia de Banco Bolivariano ha sido diferente.



¿De dónde vino nuestro mayor crecimiento y bancarización?


No solo es que aumentamos volumen, sino que naturalmente los envíos a cuenta (bank deposit) tomaron fuerza, más que nada desde las remesas enviadas de Estados Unidos, que es un país donde hay más oferta digital de empresas que ofrecen servicios de envío de dinero a través de apps o plataformas online. Y también donde los clientes o usuarios Remesadores (sender), quienes están más familiarizados y buscan sin dudar soluciones digitales.


Según Banco Central del Ecuador, en sus publicaciones del flujo de Remesas que ingresaron al país en este primer semestre del año (enero a junio) el golpe del COVID19 a nuestra economía, en lo que a remesas familiares se refiere, significó un 10% menos versus el mismo periodo en el 2019 y un 17% menos, versus el segundo semestre del 2019.


Al cierre del semestre y según la publicación del departamento de estadísticas del Banco Central, el Banco Bolivariano tuvo una ejecución por encima de la afectación del COVID19 en las Remesas al país y en la región.



¿A qué factores atribuimos este “come back”?


Haber regresado a trabajar presencialmente en mayo en vez de continuar en home office fue determinante. Pero más importante fue que durante los meses más duros, marzo, abril y mayo, estuvimos siempre muy cerca de nuestros socios, los Bancos y las empresas Money transmitters, actualizándolos de información relevante a este negocio, como por ejemplo las oficinas que teníamos abiertas, flexibilizando políticas internas para ayudar aquellas personas que, por variadas razones, no podían salir a cobrar su dinero, todo esto apalancados en tecnología de punta y las mejores prácticas de referencia con el fin de mantener la continuidad en el servicio, especialmente aquellos que no viven en zonas residenciales.


Asimismo, el fortalecer relaciones con empresas de servicio digital quienes inmediatamente nos contactaron para crear alianzas y brindar juntos soluciones integrales a este problema de la pandemia. Recordemos que la ciudad de Nueva York (Tri-state area) es probablemente la ciudad donde vive la mayor cantidad de migrantes ecuatorianos, desde la década de los años 70. Ellos y sus descendencias están sumamente bancarizados y no han tenido problema en usar plataformas digitales, no así en España o Italia donde todavía el servicio presencial predomina. Sin duda el OnBoarding digital nos ayudó a elevar “orgánicamente” el porcentaje de clientes vinculados a quienes podíamos atender acreditando sus giros a cuenta.


Por un lado, solucionando el problema de la movilización al brindarles una herramienta que la pudieran abrir o activar y usar desde casa o donde estén. Por otro lado, clientes vinculados al Banco con cuentas, que por costumbre o desconfianza insistían en recibir sus giros para cobrarlos por ventanilla y luego depositarlos; esto cambió. Ahora el “trend” es “mándame mi giro a cuenta” – más fácil el envío, y lo cobro “donde esté”. En general los servicios del Banco Bolivariano despegaron a través de este nuevo canal o solución digital, si comparamos el primer trimestre de 2020 vs los últimos 3 meses del presente año.


Entre los meses de marzo y agosto el uso de los canales digitales y la transaccionalidad en general creció un 32% y un 15% en cantidad de usuarios.


Además de que somos el primer y único Banco en el Ecuador que cuenta con una Banca Móvil con Certificación ISO 9001:2005, que se traduce en seguridad y calidad con los más altos estándares internacionales, para beneficio de nuestros clientes y partners.


Al mes de agosto 2020 el 53% de nuestros clientes usan nuestra banca en internet, vs el 44% que usa nuestra app en dispositivos móviles. Y las transacciones más usadas por nuestros clientes son las transferencias, pagos de tarjetas y servicios; entre otras.


Hoy en día prácticamente tenemos toda nuestra oferta de productos en versión online. En Banco Bolivariano siempre estamos trabajando en soluciones para nuestros clientes, priorizando su seguridad y bienestar en todo momento, tenemos el objetivo de incrementar los canales para transaccionar 24/7 sin la necesidad de ir al Banco, de manera fácil para usarlas donde estén.


En el área de Remesas Familiares del Banco Bolivariano, nuestro compromiso con clientes y usuarios del servicio de pago de remesas, sigue siendo el canalizar el dinero que envían sus familiares desde el exterior, con la misma rapidez y facilidad. Las reglas del juego cambiaron y seguirán cambiando mientras dure esta pandemia. Nos tocó reinventarnos y fortalecer nuestro enfoque que ha sido ayudar a las personas, a apoyar a sus familias, por eso trabajamos de la mano, con las mejores empresas de envío de dinero internacional y bancos, quienes al igual que nosotros, destaquen lo “fácil” que debe ser poder enviar dinero a casa, para que se lo pueda cobrar “desde dónde esté” el cliente (beneficiario).




Maria Gabriela Valverde Farfán Gerente de la División de Remesas Familiares - “ecuagiros”

*Banco Bolivariano es el 5to Banco privado en Ecuador con 40 años de vida institucional, innovando en el servicio. “ecuagiros” es su división especializada en canalizar Remesas Familiares y cumple 20 años en esta industria.

©2020  IAMTN - International Association of Money Transfer Networks. 

All Rights Reserved - Terms & Conditions - Privacy policy - Cookie policy